El perfil panamericano de los Boucaniers de La Rochelle

De derecha a izquierda (Ossandon, Nieves, D. Torres, Lot, A. Torres, Rossell)

Si Simón Bolívar estuviera vivo hoy, es seguro decir que sería un fanático del béisbol. Él era, después de todo, un venezolano.

Y de todos los equipos de béisbol del mundo, me gustaría pensar que El Libertador, como se le recuerda, tendría un lugar especial en su corazón para los La Rochelle Boucaniers, y no solo porque pasó un tiempo en Francia cuando era joven.

El padre fundador de Venezuela, Bolívar también lideró la campaña para liberar los territorios que eventualmente se convertirían en Colombia, Panamá, Ecuador, Perú y Bolivia, su país homónimo. Pero si bien tuvo éxito en arrebatarle el control a España, el legendario general no logró cumplir su sueño de formar una América Latina unida.

“He arado en el mar y he sembrado en el viento,” Bolívar dijo (supuestamente) antes de su muerte, en 1830, a la edad de 47 años.

Casi dos siglos después, su visión del superpaís panamericano aún no se ha hecho realidad. Pero hay al menos un lugar donde el sueño de Bolviar realmente ha tomado forma, y ​​es en el banquillo de los Boucaniers, donde el nuevo entrenador Kirk McNabb, un canadiense, estará al frente de un equipo que incluye jugadores de una impresionante variedad de naciones latinoamericanas.

El lanzador venezolano Wilce Nieves

La lista comienza, apropiadamente, con Venezuela, que ha producido más de unos pocos de los mejores talentos de la D1. Uno de ellos es el lanzador Wilce Nieves, un ex prospecto de los Medias Blancas de Chicago que hizo su debut en Francia el año pasado y se llevó a casa los honores de “mejor lanzador” en el torneo Challenge de France 2021.

Nieves está de regreso con los Boucanier, al igual que Daniel Torres, quien actualmente vive en España pero es de ascendencia venezolana. Torres jugó brevemente con La Rochelle el año pasado, pero estará con el club a tiempo completo para la temporada 2022. Cuando no vestía el uniforme de los Boucaniers, Torres jugó el año pasado para CBS Antorcha, en Valencia, España, y en 22 juegos fue el mejor bateador del equipo, con un promedio de bateo de .338 y 23 impulsadas.

Anthony Torres

Junto a ellos esta temporada está otro venezolano, Anthony Torres, de 20 años, un ex prospecto de los Gigantes de San Francisco que también lanzó para los Cardinales de Lara en la liga profesional de Venezuela, la LVBP.

Anthony Torres hará su debut este año en el béisbol francés, al igual que otro recluta sudamericano, aunque uno de un rincón completamente diferente del continente. Ese jugador es Felipe Lot, un brasileño que firmó temprano en su carrera con los Bravos de Altanta y también ha jugado para la selección de Brasil.

No se puede pasar por alto a un jugador del vecino sur de Brasil, Argentina. Ramiro Milar (.349) tuvo una primera temporada sensacional para los Boucanicers en 2021. Actualmente marginado por una lesión, el argentino musculoso y multilingüe espera volver a la acción a finales de este año.

Al igual que Argentina, Chile es otro país sudamericano mejor conocido como fuente de talento futbolístico. Y, sin embargo, ese país también tiene su representante en el banquillo de La Rochelle: el jugador-entrenador Pablo Ossandon, quien se unió a los Boucaniers en 2017 después de dos temporadas (y dos títulos de liga) con los Rouen Huskies.

En el extremo opuesto de América Latina se encuentran las islas del Caribe, donde, como en Venezuela, el béisbol suele ser una forma de vida. En ninguna parte es eso más cierto que en Cuba, el país de origen de Daniel Rossell, otro recién llegado este año a La Rochelle.

Daniel Rossell

El jugador de 21 años jugó la temporada pasada para los Arvernes de Clermont-Ferrand, que descendieron de la D1. Deseoso de seguir jugando en el nivel más alto del béisbol francés, hizo las maletas y se dirigió a la costa atlántica.

Por último, pero no menos importante, en la lista panamericana de La Rochelle hay un jugador que en realidad regresa al club, pero después de una ausencia de varios años. Franklin De La Rosa proviene de otra isla del Caribe, St. Maarten, pero ha estado en Francia durante varios años y ha jugado en múltiples ocasiones para la selección francesa.

De La Rosa estuvo por última vez en los Boucaniers en 2018, pero luego jugó en Italia y para el Stade Toulousain. Ahora está de regreso, y con un poco de suerte — y algunas buenas vibraciones, tal vez, del espíritu Bolívar — él y sus compañeros de La Rochelle pueden hacer un verdadero splash en 2022, a partir del domingo 10 de abril, cuando viajen a Montpellier para enfrentarse las Barracudas.

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s